902 848 128       664 879 833  (Teléfono y What's App)                                   Contactar      Blog    


¿Qué causas motivan que una cláusula como la Cláusula Suelo pueda ser declarada como abusiva?

Hay que tener en cuenta que para delimitar el ámbito de este artículo, señalaremos que las cláusulas que se consideran abusivas son aquellas cláusulas o condiciones no negociadas de forma individual que, en contra de la buena fe, causen un perjuicio en el consumidor. Un ejemplo de ello es la Cláusula Suelo.

Aunque los tipos de cláusulas que pueden ser consideradas abusivas es muy amplio y que den motivos para reclamar, podemos intentar definirlas como las que fijan que uno de los lados, generalmente el consumidor, sea el que sufra el perjuicio, estando desequilibrada la relación entre los derechos y obligaciones mutuas.

Queriendo dejar fijado cuáles son los criterios generales para establecer el concepto de abusividad, se debe tener en cuenta la buena fe objetiva y el justo equilibrio entre los derechos y obligaciones recíprocas. Así, el ámbito de las cláusulas no pactadas individualmente incluye tanto condiciones generales de la contratación como condiciones singulares, todas ellas pueden ser objeto de control judicial.

De esta manera, debe distinguirse, que aunque una cláusula como la cláusula de suelo se haya podido negociar individualmente, no impide que la aplicación de la normativa sobre cláusulas injustas se pueda aplicar al resto de condiciones del contrato en el que se puedan encontrar. De esta forma, se podría decir que puede ser fijadas como cláusulas injustas todas las cláusulas que hayan sido impuestas al consumidor. En este aspecto y sin perjuicio de lo expuesto, el carácter injusto de la cláusula en cuestión se apreciará teniendo en cuenta el índole del propio pacto en el que se encuentra, así como las circunstancias existentes en el momento de celebrarlo.

Para terminar, si se determina la abusividad de las cláusulas, hará que esta deba tenerse por no interpuesta y decretar la nulidad de todos cuantos efectos hubiera causado, que es lo que se intenta cuando se reclama la cláusula de suelo en hipotecas. Será necesario que en el momento de celebrarse el contrato exista la libre voluntad para contratar de las partes y la declaración facilitada al respecto, siendo su ausencia un elemento concluyente para poder determinar la existencia o no de indicios de abusividad.

Por ello, para que una cláusula pueda considerarse como válidamente constituida, requerirá la concurrencia de razones válidas y objetivas establecidas legalmente, ajustado a los citados criterios generales, como son la buena fe y el justa nivelación.

Share

Te llamamos sin compromiso
[contact-form-7 404 "Not Found"]
×

×

×